EL DOBLE FILO DE LAS PALABRAS

En post anteriores toqué el tema de pasada, pero algunos lectores del blog me propusieron ahondar en ello. Las palabras y su doble filo.
Vivimos en un mundo donde la opinión que los demás tengan sobre nosotros tiene mucho peso, un poder mayor del que podamos realmente concebir y lo curioso es que en realidad hemos sido nosotros los que les hemos otorgado ese poder. En mi caso como aspirante a “escritor publicado” si alguien lee alguno de mis escritos y afirma que “son aburridos, faltos de vida y previsibles” solamente si yo lo permito esas palabras tendrán la capacidad de hacerme daño y desplazar cualquier halago que pueda recibir de otras personas. Para empezar debo ser consciente de que es imposible que lo que yo haga guste a todo el mundo. Por desgracia esto lo olvidamos con frecuencia y terminamos en un circulo vicioso de pensamientos (palabras) negativos entre los que reinan “soy un desastre” y “nunca lo lograré”.
La necesidad constante de recibir la aprobación de los demás es a consecuencia de nuestra propia falta de autoestima y el constante bombardeo al que estamos sometidos en el que se nos dice que solo los “especiales” alcanzan sus metas y que por supuesto “nosotros” no somos uno de los “escogidos” nos abocan a rellenar ese hueco en la autoestima con la aprobación de los demás, esto nos conduce a atorgar ese excesivo poder a los demás y a sus palabras. Pero no olvidemos que son eso “meras” palabras. Y repito sólo nosotros tenemos la capacidad de otorgarles poder o no.
Si por caso yo te digo “eres un inútil y no serás nada en la vida”, y porque tenemos un vínculo emocional, profesional, académico, etc. tu le das importancia a mis palabras, estás entraran dentro de ti y se convertirán en “soy un inútil y no seré nada en la vida”. El “soy” tiene mucho poder, tanto positivo como negativo, pero siempre nos acota y pone barreras. Que nos digan “eres un buen jardinero” puede convertirse en “ soy buen jardinero” y en “lo único que se me da bien es ser jardinero” y ahí están otra vez las barreras que nos auto-imponemos.
La única realidad es que cualquiera puede hacer lo que se proponga, tan sólo necesita constancia y dedicación, todos los que han alcanzado sus metas lo han logrado únicamente por seguir esta forma de trabajo: constancia y dedicación diaria.
De nuestra mente debemos eliminar el “yo soy” y no dar importancia a los “tu eres” que los demás nos lancen. Todos tenemos la capacidad de aprender y nunca es tarde para llevar a cabo nuestros sueños, el único apoyo que necesitas para llevarlo a cabo es el tuyo propio. No le otorgues excesivo poder a las palabras, por que aunque solo son sonidos su fuerza puede ser destructora si se lo permites. Recuerda que sea lo que sea que hagas (escribir, dibujar, escultura, diseñar, cantar etc) primero lo hacer para ti, porque disfrutas con ello y en segundo lugar para los demás, pero nunca al revés, de lo contrario algo placentero se volverá frustrante y odioso.

Anuncios

Publicado el 23/08/2012 en proyectos. Añade a favoritos el enlace permanente. 26 comentarios.

  1. Procuro seguir esa máxima siempre, hacer las cosas porque me llenen a mí misma, moldear mis sueños y tratar de hacerlos posibles. Hace poco leí que cuando exponemos nuestro trabajo ante los ojos de los demás, cuando publicamos nuestro primer libro, perdemos la libertad que conseguimos con esa primera obra, porque tenemos esa presión de “gustar”. Bueno, pues yo he decidido que, a partir de ahora, sólo escribo para mí.

    Muy buena reflexión.

    • Gracias por el comentario y por leer el post. Sin duda es muy fácil olvidarse de que empezamos escribiendo porque nos gusta y por diversión. Y mantenerse ahí es la esencia para no perder el toque personal y convertirse en alguien que se limita a repetir una y otra vez la misma fórmula solo para gustar a los demás. Creo que olvidamos que gustar a todos es imposible.

  2. Holaaa Jonas!!! Otra vez por aquí, y leo una entrada maravillosa. Tienes razón, no podemos complacer a todos pues somos diferentes, tanto escritores como lectores. Yo escribo para los lectores, es lo que me gusta hacer. Ahora si a ellos les gusta o no ya está fuera de mi jurisdicción. No escribo para mí misma porque no tendría sentido publicar, y estoy de acuerdo contigo en que la constancia y la dedicación, así como el eterno aprendizaje son claves para conseguir nuestras metas por modestas que sean.

    • Gracias Blanca, una vez más por leer el post y compartir tu opinión. Sobre lo de escribir para uno, en realidad se trata de no olvidar que se hace porque a disfrutamos con ello. Digamos que el borrador es lo escribimos para uno mismo y luego al revisar miramos más al lector. Pero en todo caso nunca escribiré una historia que no me guste a mí. ¿no?

  3. Me parece estupendo y comparto lo que dices. Pero para esa apreciación las personas tienen que haber recibido la enseñanza esperada consistente en confianza y cariño desde muy temprana edad y eso en todas las realidades no siempre es posible.

    • Gracias por leer el post y por compartir tu opinión, por supuesto tienes razón en lo que comentas. Aunque en las situaciones que no ocurre eso, con el tiempo uno puede descubrir su fuerza y superar esos obstáculos. No hay que olvidar que algunas veces el amor no hace sobre-proteger a los que amamos y no nos damos cuenta que por intentar evitarle sufrimientos le cortamos las alas y no les permitimos volar por miedo a que se caigan. Y lo mismo ocurre con quienes nos aman a nosotros. Pero no hay que olvidar que caerse forma parte del proceso de aprendizaje para llegar a volar.

  4. karina soto

    Desde muy niña me a gustado escribir, recuerdo que a los 10 años escribía todos los días en un diario, narraba lo que había vivido, luego escribí historias,siempre me dedique a leer, pero hasta ahora siento la necesidad de compartir lo que escribo, y el miedo de no lograr llegar a los lectores, sinceramente me aterra, a demás de sentir que me falta mucho por aprender, por eso guardo mis manuscritos y continuo en este proceso de aprendizaje, estudiando y leyendo cada día a autores como tu, que en sus escritos me llenan de fortaleza para seguir soñando que puede ser una realidad.

    • El aprendizaje siempre es continuo y no por ello debes guardar tus escritos, pues el miedo es sólo una barrera que tu misma te pones. Y sólo compartiendo y conociendo la opinión de otros tus escritura evolucionará. No dejes que el querer que sean perfecto impida que no salgan a la luz. Muchas gracias por leer este humilde blog y compartir conmigo tus pensamientos.

  5. karina soto

    gracias por tus bellas palabras, son muy bellas

  6. Excelente lo que escribiste!! esa presiòn de pensar que tenemos que gustar a todos debe ser dejada de lado.Siempre habrà gente que nos amarà y otra que nos odiarà..Adelante!!

  7. No sólo las palabras tienen en nuestras vidas el poder que nosotros les otorgamos. En realidad, es casi todo. En lo que todos podemos estar de acuerdo es en que las hay ofensivas al igual que existen las que adulan -sin matices de interpretación de la persona o personas a las que van dirigidas-. En los tiempos en los que vivimos y, sobre todo, mirando a nuestro alrededor, no cabe otra que aprender a relativizar, a desdramatizar, a quitarle peso a todo aquello que nos ahoga.

    Hay muchos motivos para escribir, tantos como personas existen que se dedican a juntar palabras con más o menos acierto. Pero el que nos es común a todos es la necesidad de expresar, de contar, de transmitir lo que nos produce miedo, alegría, sorpresa, emoción, amor, desazón… Estos últimos días he visitado unas cuantas páginas de escritores en ciernes y he de reconocer que me ha asustado -si se me permite el utilizar ese verbo…- el hecho de comprobar que se repetía el comentario del terror a enfrentarse a un folio en blanco, a que las ideas no llegasen, a que la inspiración se hubiese ido de vacaciones. Y me ha asustado porque el hecho de no saber qué escribir o cómo hacerlo, no debería nunca, nunca, nunca, provocar angustia. No comprendo la disciplina en algo que te da placer, que te hace crecer, que te ayuda a relacionarte y a comunicarte con los demás.

    Mis cuentos-no-cuentos son recientes, aunque siempre he escrito poesía. Pero no son otra cosa que una forma de expulsar la rabia, el rencor, los malos momentos de mi vida… Los utilizo de terapia. Y los publico porque quizás, sólo quizás, a alguién más le pueda venir bien el leerlos para conectar con los mismos sentimientos y las mismas emociones.

    Nadie es inmune a la crítica y es cierto, muy cierto, que la búsqueda continuada de la aceptación de los demás genera una frustración enorme y que la autoestima se vaya a las puntas de los dedos de los pies. Es ahí cuando hemos de utilizar las herramientas que la edad, el conocimiento y la experiencia nos han otorgado para aceptar que no podemos gustar a todos aquellos que nos rodean. Se hacen verdaderas barbaridades por la persecución de la aprobación generalizada… Hay que jugar más, es imprescindible.

  8. Hola, Jonás. Yo escribo primero por mí misma, porque lo necesito, porque me encanta, porque me hace sentir feliz y realizada, pero como todos los que aspiramos a que nos lean, espero que haya alguien ahí que disfrute leyendo lo que escribo. Pero si no lo hay, tampoco me deprimo. Desgraciadamente, nos educan desde pequeños para complacer a los demás antes que a nosotros mismos. Eso, en mi opinión, es un error. Creo que para dar lo mejor de nosotros mismos, tenemos primero que darnos a nosotros mismos lo mejor. Lo de eres «bueno» en esto o lo otro es un arma de doble filo. En los años ochenta se puso muy de moda eso de la autoestima y empezó a decírsele a los niños lo buenos que eran en todo. En generaciones anteriores se les había dicho que eran «malos» y no llegarían a nada en la vida. Con eso se esperaba espabilarlos, pero el resultado fue casi siempre la baja autoestima. Al hacer lo contrario salieron generaciones con el ego subido de tono, que todavía van por la vida creyéndose mejor que nadie. Más que evaluar tanto, yo creo que todos nos beneficiaríamos usando un tono más descriptivo. En el caso de la escritura, lo que necesitamos de los lectores es que nos digan qué les ha gustado y qué no y por qué; no si somos buenos o malos.

    • Hola, Carmen un placer verte por este humilde blog, gracias por leerlo y estoy de acuerdo contigo. Creo que es fundamental que comprendamos que nunca es tarde para dedicarte a lo que realmente te gusta y con constancia podemos lograr lo que nos propongamos, todos somos capaces de todo. Es cuestión de luchar por ello todos los días. En facebook leí esta frase y me gustó porque define lo que pienso: “Sí deseas algo haz que ocurra pues del cielo sólo cae lluvia”.

  9. Parece que me estuvieras leyendo el pensamiento. Suscribo palabra por palabra. Y creo como tú, que sólo nosotros somos dueños de nuestros actos, y muchas veces por cobardía nos aferramos a lo que otros digan de nosotros, porque es más fácil autoconvencerse de que los demás tienen razón, y no luchar por sacar adelante nuestras ideas. A veces yo soy de esas, pero a mis 52 años he descubierto que valgo para mucho, y que soy más fuerte de lo que todos creen.
    Hay que mirarse al espejo todas las mañanas y sonreir, y decir, yo valgo mucho, y luchar por lo que crees.
    Me encanta este rinconcito.
    BesaZos.

  10. Francisco Izquierdo

    Hay veces que basta con saber de quien vienen esas palabras: normalmente procuro que nada me afecte de manera negativa y trato de dar importancia a las cosas que considero oportunas.

  11. Bolívar Loján Fierro

    Hola Jonás.

    Aprendí hace tiempo a decir las cosas con respeto y espero que me digan lo que quieran en igualdad de condiciones. Es la primera condición para tomar en serio las palabras. Pero en general definí un estilo de vida que me hace inmune, pero a veces la gente está consciente de cosas baladíes. Pero motiva cuando a uno lo respetan más por lo que hace, que por lo que dice. También hay que considerar que dos cabezas pensantes piensa más que una, pero en mi caso particular me alimentan más quienes divergen de mis opiniones. porque nada más interesante que una charla con diferentes puntos de vista pero argumentadas, porque poco me gusta conjugar lo verbos de los demás.

    Vine a vivir en el pueblo -Loja Ecuador- donde nací luego de vivir casi toda mi vida en Venezuela, tierra mucho más abierta, pero he aprendido a sobrellevar la situación y poco a poco he ido logrando un espacio en una ciudad donde casi todo lo diferente tiene resistencia. Y esta situación me llevó a salir de la cápsula hacia la nube,y el haber autopublicado fue muy bueno, no porque nadie me critique sino que recibir la crítica del globo por lo menos pone la cosa más interesante; y nada mal validar actitudes.

    Estos blogs, la no moderación de comentarios e interactuar con gente de otros lares y del de uno mismo hace la cosa interesante.

    Un abrazo Jonás

  12. Reblogueó esto en 3palmeras.

  13. Miriam Callupe

    Hola Jonas, me gustó mucho tus consejos, lo de no dejar que las opiniones de los demás nos afecten en nuestras acciones y hacer lo q hagamos primero para nosotros mismos, pero que hacer para sacarnos de la mente cuando esas palabras de “eres un inútil, no puedes o no sabes, etc ” ya estan dentro de uno, como sacarlas, que hacer. A veces pienso que logro sacarlos y hago lo q quiero hacer, pero nose como sin darme cuenta termino haciendo lo que los demás quieren.

    • Mi experiencia personal es parecida. Cuando vuelvan esos pensamientos recurre al recordarte a ti mismo “puedo lograr lo que me proponga” hasta que esos pensamientos desaparezcan, ten seguro que volverán y deberás repetir el proceso. A mi me pasa y debo mantener la guardia alta porque sino me vuelven y me dejan hecho polvo. Por eso debes ser consciente que no debes bajar la guardia y no permitir que te superen. Gracias por leer mi blog. Un abrazo.

  14. ORLANDO CEGARRA.

    Muy bueno,pero como no se da importancia a las palabras,es posible no hacerlo,pero sin una sola palabra se puede danar a otra persona.Y LO MAS TERRIBLE QUE HACE DANO,ES EL DIALOGO INTERNO,SIN PALABRAS SOLO EMOCIONES,QUE LLEGAN SBRADAS DESDE LA INFANCIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: